Reiki

REIKI

Podríamos definir al Reiki como un método natural de sanación y armonización basado en la transmisión de la Energía Universal dado que la palabra REIKI, significa “Energía Universal de Vida”, su nombre de origen japonés -como su redescubridor, Mikao Usui- está compuesto por dos ideogramas; dos símbolos que a nuestra interpretación áparecen como “sílabas” englobando significados independientes:

“Rei” es el aspecto Divino de la energía.

“Ki” se refiere a la energía vital que fluye en cada ser vivo.

Reiki representa entonces, la unión de lo elevado con lo terreno; nos recuerda nuestro origen y es por eso que, quienes lo practicamos podemos decir que además de una forma maravillosa y simple de “terapia”, es un modo de vida, una comprensión holística de la realidad que abre nuestra conciencia a la visión cada vez más amplia de lo que implica “ser humano”.

De hecho, y por propia experiencia, nada es igual luego de haber tomado reiki, ya sea como paciente y luego ya como practicante… es un “antes y después” del reiki.

Sabemos que no somos solo nuestro cuerpo fisico. Y que por eso mismo evolucionamos si sabemos escuchar esa voz interior, nuestra alma.

La salud es nuestro estado natural.. La vida es cambio permanente y nuestra salud, ya sea física; mental o emocional, depende de riuestra flexibilidad ante los cambios. Nuestras “resistencias”, nuestro temor, es lo que genera esos bloqueos energéticos que nos desestabilizan. Luego, los “chakras”; que son los centros donde se recepciona y emite la energía en nuestro cuerpo, comienzan a generar y.atraer más y más desarmonía.

¿Qué es lo que hace el Reiki, entonces? El Reiki nos devuelve nuestro natural equilibrio energético conectándonos con nuestra realidad superior.

A través de las manos del sanador fluye la energía del Cosmos, (sea personalmente o a distancia y en cualquiera de los sistemas, no solo en el sistema Usui) el Amor Superior; la altísima vibración sanadora, capaz de restaurar y armonizar la energía en los centros que la persona haya bloqueado, allí donde la necesite.

Esta energía transforma el Ki, ayudando a los órganos a recuperar su natural funcionamiento.

Asimismo; los registros traumáticos presos en el subconciente resultan iíberados y transmutados.

Lo que alguna vez estuvo dormido y reprimido; causando angustia, enfermedad y dolor; ahora se disuelve, trayendo conexión y entendimiento.

El Reiki actúa estimulando el sistema de auto-curación de la persona, por lo que casi podría decirse, que la persona se cura a si mísma. No necesita “hacer” nada concientemente, sino simplemente entregarse, abrirse a recibir el tratamiento y la sanación.
No es el terapeuta el que “da”, sino el receptor quien atrae y absorbe la energía en sus zonas enfermas, por eso es que el proceso de curación tiene lugar desde aquello que el mismo receptor permita.

Es a a través del Amor que nos damos a nosotros mismos que nos permitimos sanar.

El Reiki complementa cualquier otro tipo de tratamiento. Resulta beneficioso para cualquier persona, es para sanos y enfermos, es para toda edad. Siempre estimula el bienestar y el crecimiento espiritual, es la medicina natural del alma, sin contraindicaciones, porque ¿quién podría contraindicar el Amor? Y esa es la esencia misma del Reiki.

  • Un poderoso sistema de sanación natural a través de la Energía Universal, Reiki significa Energía Divina
  • Simple,seguro y fácil de aplicar y practicar.
  • Nos ayuda a mantenernos en un bienestar saludable físico y psíquico.
  • Una gran herramienta para la evolución espiritual.
  • Una excelente alternativa para complementar tratamientos médicos o psicológicos.
  • Una técnica precisa de autoayuda.
  • Otorga amor, cuidado, crecimiento, compasión, confianza, buena voluntad, paz y serenidad.
  • Un gran liberador de tensiones

Cuando leemos o escuchamos que es Reiki siempre nos dicen: “técnica japonesa de armonización natural”.

Reiki es mucho más que eso, es algo tan increíble y maravilloso que no puede describirse con palabras. Reiki es una experiencia, una experiencia de uno con el Universo.

Reiki nos conecta con la Energía Vital Universal y nos hace ser conscientes de que somos una pequeña parte del Universo, del todo que funciona en forma armoniosa y nos da a cada uno hoy lo que hemos sembrado ayer y nos hace ver que estamos haciendo hoy y que tenemos que cambiar para mejorar nuestro futuro.

Usui, creador de Reiki, era un monje budista que quería que todos los seres humanos experimentaran la Iluminación con alguna técnica sencilla, fuera de todo concepto religioso. Es por eso que el fin último de Reiki es lograr la Iluminación, ese estado en el que podemos vivir armónicamente sintiéndonos parte del Universo y amando incondicionalmente a todos los seres.

Reiki nos hace tomar conciencia de nuestro ser y nos ilumina el camino para progresar y vivir en otro estado de conciencia.

A Occidente nos ha llegado como una técnica más de sanación. Reiki es mucho más que eso, es un camino para lograr la sanación completa de cuerpo, emociones, mente y espíritu.

Somos seres de Luz, somos KI, y eso es lo que Reiki nos hace sentir.


Introducción al libro “Fuego Reiki” de Frank Arjava Petter. Ediciones Uriel.

Con permiso del editor.

A través de la historia, en tiempos de infortunio la humanidad se ha volcado hacia la espiritualidad. Ahora, al borde de la destrucción total de este bello jardín de juegos, mucha gente se vuelve hacia instancias superiores en procura de guía, y algunos se tornan introspectivos. Existen muchas maneras de apuntar la flecha de la conciencia hacia el propio centro, y Reiki es justamente una de ellas.

Se trata de un sistema perfecto de autoayuda que se ajusta a quien lo utiliza y no requiere instrumentos, ya seas un recién llegado al mundo interior, un intelectual adusto, un estudiante de yoga orientado al cuerpo, un ama de casa o un devoto.

Nos pone otra vez en contacto con la energía vital largamente olvidada pero que todo lo envuelve, y nos enseña cómo volvernos a amar. Nos ayuda a atravesar puentes hechos por el hombre y que nos apartan de nuestros semejantes y de la naturaleza, para que podamos vivir nuevamente en armonía.

Para algunos, Reiki es una de muchas formas de trabajo corporal; para otros es un arte sanador alternativo de la Nueva Era, y aun para otros es una técnica de meditación. Todo depende del punto de vista del practicante.

Escribir un libro sobre Reiki es un chiste cósmico, algo así como perseguir la propia sombra. Está presente donde quiera y como quiera que estemos, no obstante elude nuestro juicio intelectual en el momento en que volvemos la cabeza hacia ello.

En todo el mundo, los sanadores trabajan con la energía vital, lo cual puede compararse con una familia de muchos miembros. Cada forma de energía vital tiene su propia “individualidad”, sus propias características, pero todas se basan en la misma sustancia fundamental.

Llamado prana en India, élan vital en Europa, chi en China, orgón por Wilhelm Reich y ki en Japón (por mencionar apenas algunos de sus nombres), Reiki es la energía que todo lo impregna, sensible o insensible. Cambia constantemente, si bien es siempre la misma. A los ojos Reiki, todo está vivo y por lo tanto debe ser respetado: desde las rocas de nuestro jardín hasta la mano de nuestro ser amado….

Según la filosofía hindú, tibetana y china, y ahora también la ciencia moderna, estamos rodeados por un universo increíblemente vivo que está hecho de energía.

Recientemente, los científicos han demostrado que lo que solía ser considerado como materia “sólida” de hecho consiste en partículas de energía que se mueven a enorme velocidad. La solidez es una ilusión causada por la limitación de nuestra percepción.

Todo es energía y, por lo tanto, vive y es receptor de energía. Aunque estemos flotando en esta piscina de energía refrescante o dadora de vida durante las 24 horas del día, hemos olvidado su presencia y ya no podemos captar sus efectos positivos en nuestra salud física y psicológica.

Tal vez resulte más fácil una descripción de Reiki estableciendo lo que no es:

No es tuyo ni mío, ni viejo ni joven, ni bueno ni malo.

Es evolución cósmica, y es como un útero que nos envuelve. La iniciación Reiki no te convierte necesariamente en un gran sanador, en un comerciante adinerado, o en un ser luminoso. Simplemente extrae lo mejor de ti, y te muestra qué partes de tu vida no han sido integradas todavía.

Reiki también revela la senda hacia el relajamiento, que es tan importante en nuestras atareadas vidas. Sin ella, olvidamos lo realmente precioso que es cada memento de nuestra fugaz existencia. Técnicamente hablando, Reiki es uno de los muchos métodos que son parte de la familia china del Qigong (Chi Kung) y se los utiliza para activar, armonizar y reconectar al ser con la energía universal.

Tiene sus raíces en el antiguo budismo/shintoismo, pero difiere de las corrientes comunes en un punto central: la energía es transferida o hecha disponible al estudiante mediante la iniciación, no a través de años de prolongadas prácticas. Puedes Ilamarlo el Qigong del perezoso.

Cualquiera puede convertirse en un canal Reiki en uno o dos días. No hacen falta habilidades, preparativos especiales o grados. Es nuestro derecho de nacimiento.

Una vez iniciada en Reiki, una persona sigue siendo un canal Reiki toda su vida, aunque no lo practique.

Por supuesto, la práctica diaria profundiza la comprensión de la energía vital universal y también ayuda a ser un claro canal para ella.

No lleva adherida ninguna filosofía ni religión, ¡es pura energía! El tratamiento Reiki es seguro en cualquier situación, independientemente de la enfermedad o el malestar, pero no es un sustituto del cuidado médico profesional. Reiki puede ser fácilmente combinado con la medicina ortodoxa, así como la sanación alternativa o los métodos de relajamiento. Ya es hora de que los métodos de sanación ortodoxos y alternativos trabajen mancomunadamente en vez de rivalizar entre sí.

El sistema Reiki se divide en tres o, en algunos casos, cuatro niveles que son como bloques de construcción. Un individuo no tiene que completar la currícula completa. En verdad, mucha gente alrededor del mundo ha aprendido apenas el primero o los dos niveles iniciales. Sin embargo, debe seguirse la secuencia de los niveles. Cada nivel se completa en sí mismo…

La comprensión Reiki en su totalidad es un proceso interminable. Leer uno o dos libros y juntar información no será suficiente.

Reiki no puede describirse apropiadamente, ni sus efectos en uno pueden ser determinados por un libro guía. No obstante, mientras uno viva experimentará un continuo crecimiento personal.

Lo mejor que puede hacerse es ir con la corriente y confiar que la vida misma hará llover sus bendiciones sobre uno. El resto es el misterio personal de cada individuo.

Solicita ya mismo una terapia Reiki para comprobar sus maravillosos efectos

completando el formulario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s