Un Ángel muy especial

Un  ángel muy especial

 Creo sinceramente que los ángeles toman diferentes formas, y que aparecen de la manera más insospechada, como si fuera justo el momento en el que deben cumplir una determinada misión, escapando a todo lo que normalmente imaginamos que es un ángel, y a veces de modos muy difíciles de comprender para nosotros, los humanos…

 Así fue como después de muchos años, cuando muy pocas noches  rezaba mi oración al ángel de la guarda, un ángel especial apareció en mi vida.

Me causaba muchos problemas, contratiempos, si hasta quise enviarlo de vuelta…

¡Qué tontería!, ahora que lo recuerdo, ¿Cómo pude haber pensado siquiera en ello?…

 Sólo reaccioné cuando me atreví a ver la realidad, cuando pregunté y me respondieron, cuando en un sueño Dios me encomendó a este ser, diciéndome que era lo más importante que tenía en esta vida.

 Este ángel, fue sin serlo, como un hijo para mí, como si realmente hubiera bajado al mundo terreno para  que yo cuidara de él y no lo contrario, como  finalmente sucedió.

 Por entonces yo vivía alejada de la naturaleza, del verdadero sentido de la vida, me perdía de disfrutar de toda la belleza que realmente hay en el mundo al alcance de cualquier ser humano para regocijarse.

Mi ángel especial, me enseñó que hay más cosas de las que vemos delante de nuestros ojos en esta dimensión, y que nada es como parece ser…

 Cuando lo rescaté del lugar al cual vino a nacer en esta existencia terrena, era un ser desvalido, sin modo alguno de poder defenderse de nada, y sin embargo sabiendo que debía cumplir su misión de inmediato, ya que era a mí a quien tenía que buscar en medio de tanta gente en esa gran ciudad.

 Requirió de todos mis cuidados, de un modo agobiante y desgastante, y por eso yo hasta llegué a pensar que era un castigo, una gran prueba para mí, y en realidad, sí, reconozco que lo fue, pero luego comprendí que siempre las pruebas nos son dadas por algún motivo, muy grande, y seguramente por algo que nos hará bien para crecer y mejorar.

 En efecto, los hechos me demostraron y confirmaron una realidad que yo no veía: éste ángel tan especial, estaba a mi lado para demostrarme que podía darle eso y mucho más, porque lo tenía dentro mío, y no lo sabía, y porque necesitaba dárselo a alguien…..

Mi angelito era dulce y adorable, y se expresaba de modo que todos podían comprender lo que quería transmitir, ya que no hablaba.

 Me acercó mucho a la gente, ya que su presencia no pasaba inadvertida, era amable con todos, y jamás olvidaba un rostro amigo, demostrando su afecto siempre.

 ¿Por qué  entonces, tenía que sufrir tanto?, me preguntaba muchas veces, sin poder encontrar una respuesta lógica, salvo que, como yo creo en la reencarnación, pensaba que tal vez estaría expiando errores de sus vidas pasadas, y que, con este paso ya no volvería atrás en la rueda de existencias…

 Sin embargo, a medida que pasaban los días y los meses comprendía que a pesar de lo terreno que yo pudiera hacer por su enfermedad, había algo que escapaba a mi humana comprensión, y tal vez por el cariño que le tenía, o bien porque no podía hacerme a la idea de una separación física, o a vivir sin su presencia, a pesar de saber el destino que nos espera a todos, de tener que dejar en algún momento esta vida terrena, no podía aceptar cuando esta idea sobre mi ángel especial venía a mi mente.

 Tenía una enfermedad aparentemente congénita e incurable que realmente le acarreaba grandes sufrimientos y molestias.

 Sólo podía darle todo mi amor para tratar de aliviar su sufrimiento además de consultar a los mejores profesionales que me decían siempre lo mismo:” no hay posibilidades de mucha vida, hay que hacerse a esa idea.”

Me negaba, me decía a mi misma que eso no sucedería, no a mí, yo le brindaba lo mejor, por lo tanto, debería vivir casi normalmente.

Sin embargo, su problema persistía, pero todos los que estábamos cerca de él nos habíamos acostumbrado a su discapacidad, y llevábamos una vida casi normal.

 Digo casi, porque a partir de su llegada, cambiaron muchas cosas en mi corazón, y en mi mente consciente y subconsciente, mi percepción alcanzó grados mucho más altos, y comencé a comprender las cosas que antes me resultaban incomprensibles; todo de un modo muy natural, casi paralelamente a la atención que requería su enfermedad.

 Pasaron tantas cosas, en tan poco tiempo…aunque ahora esa palabra: TIEMPO, se me aparece diferente, casi sin sentido, porque el suyo fue tan cortito, y sin embargo de tanta importancia.

 Shary, así se llamaba mi ángel especial, disfrutaba de la compañía de sus seres más cercanos y queridos, y apreciaba a sus pequeños amigos, de una forma que deberíamos aprender todos a hacerlo, los defendía, los valoraba, y cada minuto era importante para estar con ellos…. o conmigo.

 Me enseñó que hay pocas cosas realmente importantes en la vida, y a ellas hay que aferrarse: la libertad, el amor, la naturaleza, la paz, el hacer lo que a uno le hace bien, sin dañar a otros.

Eso, desde su comprensión, era lo más importante en la vida.

 Con Shary, aprendí que a veces la vida nos da a elegir, de un modo muy cruel y difícil, y que de esas elecciones aparentemente tan banales, nacen vidas nuevas, hombres nuevos, y también mueren viejas tradiciones, creencias, y ataduras que no nos enseñan nada, y que, sin embargo pueden hacernos tanto daño.

 Mi ángel se quedaba muchas veces en soledad, esperando y disfrutando de su tiempo en paz, cosa que a veces a nosotros, comunes seres humanos mortales, nos cuesta tanto.

 Su curiosidad era insaciable, y no tenía miedo a lo que normalmente tememos todos.

Se arriesgaba cuando creía que algo valía la pena. Y a partir de eso, yo también lo hice.

 Hasta que este ángel apareció en mi vida, yo creía  no poder vivir sola, sin una pareja, pero, con su compañía, supe que no necesitaría de nadie más.

 Sabía positivamente que estaba acompañada, tenía de quien cuidar, sin saber que en realidad, Shary era quien realmente me guiaba y  lo tenía todo planeado para mí.

 Había llegado a mi vida en un momento muy crítico, y también a su lado pasé momentos muy difíciles, por lo tanto no podía yo,  menos que considerar su presencia como algo muy especial, y por ese mismo motivo, saber que podría enfrentarme a ciertas cosas que nunca pensé que sucederían, a las cuales les temía, y que efectivamente sucedieron, aunque después de ello, y sabiendo que mi ángel estaba a mi lado, no les temí más.

 Fue simplemente el hecho, la sensación tan clara de saber lo que quería y luchar por ello, aunque tuviera que atenerme a las consecuencias.

Cada tanto recordaba un sueño que había sido muy especial, muy vívido, por cierto, y en él había escuchado un voz muy clara, muy firme y también muy directa, que me ordenaba cuidar de alguien….

 Se veía como una película en el cine, en la cual, en primer plano de la pantalla aparecía el rostro de una mujer aparentemente joven, pero muy avejentado, sufriente, mirándome fijamente, suplicante, pero firme a la vez; no pretendía dar lástima, pero estaba rodeada de un misterio insondable.

No conocía este rostro, pero sentí en ese instante  la sensación de haberlo visto en algún lugar, de conocerlo desde siempre…

 Sin embargo, al despertar de este sueño, la voz, fuerte, potente, poderosa, varonil pero a  la vez sin sexo, aún retumbaba en mis oídos:

“Cuidado, es lo más importante que tuve en esta vida”…

 Allí fue cuando comprendí todo, o al menos, creí comprenderlo.

Aún hoy, habiendo pasado tantos años, me quedan dudas del real significado de aquel sueño, pero como había dicho al principio, nada es lo que parece en este mundo terreno, y definitivamente, Shary, no era quien parecía ser.

 Pero eso lo supe mucho después, cuando ya me había dado todo lo que me pudo dar desde su condición, y yo, como siempre nos pasa, sigo pensando si realmente le habré brindado todo lo que este hermoso ser necesitaba para su crecimiento y evolución espiritual.

Porque los ángeles también se elevan, y van ascendiendo de categoría, hay ángeles menos evolucionados que otros, y a medida que van ayudando a los seres de la tierra que les son encomendados, van creciendo también ellos desde el nivel en el que se encontraban hasta el momento de comenzar su última misión.

 La vida me había puesto una dura prueba, y esa prueba era saber si podría cuidar a ese ser y apreciar lo que él me podía dar, pero aprendiendo que tendría que darle primero todo, sin esperar nada a cambio, y eso fue lo que yo traté de hacer.

 Tal vez, después de todo, no lo hice tan mal, ya que la vida me compensó de un modo insospechado, y a partir de su presencia en mi vida, he experimentado una evolución espiritual muy grande, naturalmente, aún sin proponérmelo.

En definitiva, esa es la única riqueza a la que siempre yo había aspirado y el poder conectarme a ese nivel con otros seres que tuviesen la misma inquietud.

 Creo que mi ángel estará muy contento viéndome hoy, sintiendo que he cambiado y que veo las cosas de otra manera, y sé que desde donde está me sigue cuidando y protegiendo, guiándome siempre.

Claro que yo, en un momento había dicho que mi ángel lo tenía todo planeado para mí… y así fue…

 Efectivamente, poco tiempo antes de irse de mi lado, me contactó con alguien que sigue a mi lado desde entonces y que me hizo ver que el amor existe, en toda su dimensión, que las almas gemelas se encuentran siempre, y que, aunque yo pensaba que podría vivir sola, mi ángel aquella vez, eligió que no debía ser así.

 Y me dejó ese último regalo además de los hermosos recuerdos de los momentos que vivimos juntas…

Shary se fue un día, luego de haber sufrido mucho físicamente, y después de haber cumplido su misión, no sin antes dejarme el mensaje de rezarle al ángel de la guarda, ya que fue lo último que hice sosteniéndola en mis brazos…

 Como dije al principio, los ángeles hacen cosas insospechadas, y también suelen tomar formas insólitas… y aunque esto que voy a decirles así lo parezca, y puedan pensar que es una herejía, mi ángel especial, Shary, fue mi perrita, la primera que pude tener en mi vida, y dejó esta tierra  poco después de haber cumplido un año de edad……

 Mi recuerdo estará siempre vivo en este relato, y siempre estarás en mi corazón, en un lugar de privilegio, ya que fuiste mi primera amiga, la que nunca olvidaré, y aunque luego tuve a otros perros, ninguno será igual, ya que a tu lado aprendí que la vida es maravillosa  y que, definitivamente, nada es lo que parece ser.

 Gracias Shary, éste es mi homenaje para vos, y todo lo que significaste en mi vida.

También está dedicado a todos esos seres tan especiales que nos acompañan en nuestro camino y a los cuales a veces no damos la importancia que realmente tienen.

(tomado del libro : “Camino hacia la Luz”, de MARIANELA GARCET)

NOTA: Este libro está protegido por los derechos de autor, debidamente registrado y con su número correspondiente de ISBN, por favor, si tu deseo es reproducirlo, lo puedes hacer siempre que previamente solicites autorización, y que coloques al pie el nombre de la autora.

ISBN 987-43-6972-8.

Anuncios

7 comentarios en “Un Ángel muy especial

  1. isa dijo:

    mil felicidades por todo lo que escribiste, y creo que sentiria lo mismo si me sucediera lo que a ti con tu perrita ,la mia se llama salma y la adoro son irremplazables.

  2. Lisette dijo:

    Marianela. En estos momentos que leo esto, comprendo muchas enseñanzas tuyas, ese Angel puede estar en cualquiera de nosotros solo debemos estar atentos a sentirlo y a amarlo como tal, y a aceptar lo que Dios nos da cada dia. Gracias

  3. Lorena dijo:

    Siempre he tenido una “afinidad” especial con lo que solemos llamar animales, desde mi más tierna infancia. Realmente y a pesar de haber leído y tenido muchas experiencias con los ángeles, nunca había llegado a mi la información de la evolución angélica como la planteas en este texto. Si lo presentía porque hay un ser muy especial que llegó a mi familia hace ya más de 7 años. Me gustaría compartirlo con vos y con los que quieran leerlo. Ella se llama Huilén y es una gatita siamesa que llego con su pareja (el gatito falleció hace ya unos años) a la casa de mi madre. Tenía su casa, pero su cuidadora (porque la palabra dueño no me parece la adecuada) no le brindaba ni el amor ni los cuidados básicos. Mi tía (que sufre una discapacidad desde su ACV hace varios años) los adoptó y ellos a ella, ellos reavivaron y transformaron su vida. Creci siempre con un gato y una perrita, pero debo reconocer que los gatos nunca habían sido demasiado afines a mí (a pesar de que han sido parte de mi familia gatitos muy especiales). Yo descubrí realmente a Huilén el verano pasado. Había padecido una depresión mayor durante cuatro años y en ese momento estaba en (tal vez) mi peor momento, Huilén había tratado de acercarse a mi incontables e incansables veces. Pero esta vez su contacto fué tan directo y explícito que no pude dejar de verlo. Era el unico ser que en mis peores momentos y sin que la llamara se acercaba a mi habitación, maullaba de una manera especial (porque sus maullidos varían según el caso, lo cual es por lo menos gracioso) pidiéndome subir a mi cama, y ahi se quedaba, mirándome primero y recostandose a mi lado todo el tiempo que fuea necesario. Yo se que cuando uno esta enfermo se generan a nuestro alrededor energías que no son muy positivas y evidentemente mi habitación estaba impregnada del dolor y los pensamientos que tenía en esos años. Cuando estaba en otro lugar de la casa Huilén se metía en mi cuarto y tenía verdaderas batallas campales con las “energías” que estaban en el lugar, hasta llegué a verla maullando enojada a los gritos contra el mismo rincón de la habitación. En determinado momento y después de probablemente absorver más energía negativa de la que podía procesar su cuerpo, se enfermo. No habia medicamentos ni tratamientos que funcionaran, ya había dejado de comer, y me miraba con ojos mansos. Un día desesperada por ayudarla consulté a alguien que sabe bastante de remedios naturales y me pasó una receta, la cual lleve a la práctica, ese día m familia y yo pensamos que no se iba a recuperar, pero hubo un momento en que me miro y yo senti que me conecte con su ser, algo en ella me dijo “yo doy la vida por vos”, eso me sacudió el cuerpo. Se que los pedidos metafísicos no debemos repetirlos, pero me siento autorizada a hacerlo, pedí la ayuda de los angeles para sanarla, agradecí y me senti segura de que ellos actuarían para ayudarla si es que ese era su destino. A la mañana siguiente estaba perfectamente de salud. Desde ese momento mi relación con ella ha sido diferente, yo le hablo y ella se que comprende la intención de mis palabras, y cuando estoy en un lugar que despues descubro que no es bueno para mi, Huilén no para de llamarme y guiarme para que salga de ahí. No sé si ella podría catalogarse como Shary, lo que si se es que es una gata guerrera y que seguramente su próxima vida la encuentre en otro escalón. Gracias a la autora y a todos sus lectores.

    • marianelagarcet dijo:

      ¡¡¡qué emocionante lo que me contás Lorena!!! qué lindo, que amor incondicional el de tu gatita! ellos, los gatos, están más preparados para ayudarnos a quitar las energías negativas, más aún que los perros, pues a éstos últimos esas energías les quedan en cambio los gatitos, como le pasó a la tuya, pueden transmutarla, realmente fue hermoso leer lo que has relatado y me alegra que Huilén esté bien y acompañandote. Gracias a tí por compartirnos algo tan bello!!! un abrazo de paz y de luz!

  4. Lorena dijo:

    Marianela:
    Gracias a vos por el espacio, por tu mensaje y por permitirme compartirlo.
    Otro enorme abrazo de paz para vos y para todos los que tomen contacto con tu hermoso trabajo. Mis mas humildes felicitaciones.
    Luz para vos y para todos nuestros hermanos!!!,
    Lorena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s