El Trabajo sobre uno Mismo


Hay tres líneas de trabajo: el trabajo sobre uno mismo, el trabajo en relación con los otros, y el trabajo en conexión con el trabajo mismo y uno mismo en relación con él.
A menos que una persona trabaje sobre sí misma, la segunda línea del trabajo sigue siendo teórica e imaginaria. El trabajo sobre sí trae todo lo que este trabajo enseña prácticamente y es un punto de partida necesario. El trabajo sobre sí nos ayuda a comprender de qué modo se puede vivir más conscientemente en las cuestiones cotidianas. Por regla general, estamos identificándonos continuamente. La vida nos conquista a lo largo del día y nos extrae toda la fuerza consciente. Es necesario descubrir algo en nosotros que impida que esto suceda, es decir, que los sucesos de nuestra existencia nos extraigan toda la fuerza mediante la identificación y la consideración interna.

Este trabajo dice que, debido a nuestra mecanicidad, la fuerza nos es extraída por los estados negativos, por las preocupaciones, la ansiedad, por todas las variedades de identificación. Por eso se nos dice que debemos de recordarnos a nosotros mismos, deteniendo de esta forma la pérdida de fuerza. Hacemos las cosas más estúpidas como si tuvieran una enorme importancia y padecemos del mal de la humanidad dormida, la identificación. Gurdjieff dice que es la peor enfermedad del planeta y que cuando una persona está identificada, está dormida, en estado de hipnotismo.

Una de las principales ideas que Gurdjieff introduce es que el ser humano es capaz de despertar por el acto del auto-recuerdo. Este acto produce un choque, el primer choque consciente. Es mediante este choque que nos apartamos del sueño hipnótico de la humanidad sobre la Tierra. Este es le corazón de la enseñanza de Gurdjieff, pero también son importantes todas las demás ideas que introduce este trabajo: la observación de sí, el trabajo con las emociones negativas, la sinceridad con uno mismo, la consideración interna, la teoría de los topes, la imaginación, etc.

El primer choque o recuerdo de sí tiene que ver con la forma de recibir las impresiones que nos llegan. Se dice que hay tres tipos de alimento para el ser humano: el alimento ordinario, el alimento del aire y el de las impresiones. El trabajo enseña que a la máquina humana se le da un choque mecánico a través de la respiración y que es posible darle otro choque que no es mecánico. A éste se le da el nombre de primer choque consciente y este choque es lo que distingue al ser humano dormido, inmerso en la vida, dominado por las influencias, del ser humano que comienza a despertar. La máquina humana puede vivir sin que se le dé este choque consciente. Entonces sólo sirve para el propósito de la vida orgánica, al propósito de la naturaleza. Pero se dice que el ser humano ha sido creado como un organismo capaz de auto-desarrollarse, capaz no sólo de cumplir el propósito de la naturaleza, sino también a otro orden de leyes. Pero esta acción sólo nos la podemos dar cada uno de nosotros a través del esfuerzo consciente en el trabajo.

Fuente:http://www.danzasdegurdjieff
Un abrazo de luz para todos, hasta luego
Marianela

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s