El Sentido de la Vida


Que difícil es disfrutar lo que tenemos. Que difícil es dejar de quejarse. Que difícil es valorar cada cosa, cada lugar, cada instante, cada compañía… Muchas veces observamos nuestro alrededor y no nos satisface del todo estar vivos. ¿Por qué? Nadie lo sabe, nadie quiere entenderlo tal vez… quizás es porque hemos perdido el Sentido de la Vida.

Un día como todos me desperté con el ruido constante del pasar de las ratas por las tablas que sostienen el techo de la casa. Ya estaba tan acostumbrada ha este suceso que ahora hasta los buenos días les daba.

Déjenme contarles que un día en la sierra no es muy normal, no es monótono, sale de toda perspectiva de la imaginación de las mentes ociosas de las personas. Un día te encuentras con tarántulas, otro con garrapas, a lo mejor pulgas, o hasta sapos en tu catre; de vez en cuando mosquitos, murciélagos también, culebras y hasta tigres, bueno esto de vez en cuando, uno que otro mazate (venado), parvadas de tucanes y cotorros, águilas… en fin…. Pero eso sí, todo esto acompañado de un hermoso paisaje lleno de montañas.

Al terminar mis quehaceres de la mañana, me preparaba para las clases de mecanografía de la tarde que les impartía a los niños mixes de la Sierra Oaxaqueña. Asistían a clase niños, jóvenes y adultos, con ganas de aprender algo nuevo, con ganas de librarse un poco de su rutina diaria, que era limpiar cafetales y hacer tortilla para toda la familia desde la madrugada.

En una de tantas clases que impartí, puse a los chamacos a juntar los papeles y llevarlos hasta el bote de basura, y hasta hubo competencia de haber quien juntaba más … terminaron todos atareados, pero con una sonrisota de satisfacción enorme pues trabajaron disfrutando el momento.

Después del relajo, todos volvieron a su maquina para terminar los ejercicios. Yo tome el bote de basura y me dirigí con él a un pequeño cuadro de cemento que hicimos para quemar los papeles.

Al llegar me percate que una linda niña -que es mi ahijada- me estaba siguiendo. Su mirada dulce e inocente me miro fijo y yo le pregunte, ¿Que pasa bonita? y me contesto con una sinceridad y humildad impresionante: ¿ Madrina, me regalas esos papeles?

Me asombre y respondí: chiquilla si quieres dibujar mejor te doy una hoja limpia, pero espérame tantito a que queme esto. Bajo poco a poco la mirada llena de tristeza y con voz entre cortada me dice: Es que “ka’ap mein” madrina, ( ka’ap mein significa: “No hay dinero”).

Me asombre tanto que un sentimiento de impotencia recorrió mi mente, alma y corazón. Entendí, y entendí muy bien lo que me estaba tratando de decir, y para no avergonzarla le dije: “Te ayudo a escoger ¿vale?”.

Escogimos aquellos papeles que no estuvieran muy sucios, aunque algo rayados con dibujos de burros, o guajolotes, de chozas y ríos, pero eso no importa, lo que importa es que ya no van a usar olote (hueso desgranado del maíz) sino, que van a tener papeles reciclados de la basura que lo usarán en el baño.

Vi a mi ahijada tratando de escoger los mejores papeles, seleccionando con mucho cuidado y minuciosidad aquellos que le servirían, y por fin sus manitas se llenaron de esos pequeños trozos de papel. Me miro y me dijo: ” Gracias madrina”. Se fue corriendo hacia su casa, donde guardaría su regalo con una sonrisa. En realidad ya ni ganas me dieron de quemar nada y mejor regrese con mis niños.

Que difícil es disfrutar lo que tenemos. Que difícil es dejar de quejarse. Que difícil es valorar cada cosa, cada lugar, cada instante, cada compañía, cada árbol, cada nube, cada flor, cada gota de lluvia, cada viento fresco, o cada rayo de sol.

¿Que te hace falta para ser feliz? Lo tienes todo, pero a la vez nada.

Piensa en un momento que te hace falta para amar la vida como venga. A aceptar la vida con todos su retos y carencias, con todas sus caídas y levantadas. ¿Por qué no vivir feliz? ¿Por qué no ser feliz? ¿Por qué no buscar nuestro lado espiritual y dejar de pensar en lo material?

Tenemos alrededor cosas tan innecesarias que pensamos que comprando más vamos a tapar el hoyo tan profundo que sentimos en el corazón. Mis niños de la sierra viven felices porque son libres como el viento, porque saben amar y perdonar, pero sobre todo saben no aferrarse a las cosas y necesitar las que son en realidad necesarias.

Tal vez no tengan juguetes, pero tienen todo un bosque lleno de árboles, tierra y flores; tal vez no tengan televisión, pero tienen montañas inmensas; tal vez no tengan radio para escuchar música, pero tienen pájaros que todas las mañanas los levantan con su hermoso canto; tal vez no tengan ventiladores o aire acondicionado, pero tienen viento puro y saludable; tal vez no tengan agua entubada, pero si ríos grandísimos donde van a nadar y pescar; a lo mejor no tienen discotecas, pero para ellos todo el día es fiesta; y pues a lo mejor tampoco tegan cines, pero no hay día que en el cielo no se dibuje un crepúsculo hermoso, que pinta de colores el cielo.

Ves, “El sentido de la vida ” esta en nuestras raíces, en nuestro equilibrio con la naturaleza, esta en el respeto a la Madre Tierra. Ama lo que hagas, no reniegues, acepta y se mejor. “El sentido de la vida” ¿Dónde está? Tú sentido de la vida ¿dónde está? te toca a ti descubrirlo…

“Busca en ti, y la encontrarás…”

María Gabriela Vázquez Soria
Editado por Red Americana de Luz
unificacion

*****************

visita

Un libro que cambiará la forma de orar y comunicarse con Los Ángeles y transformará la vida de muchos:

Los ángeles te hablan: Escúchalos:

Ellos siempre han estado a tu lado, a mi lado, al lado de toda la humanidad

Creas en Ellos o no, están siempre, sucede que no siempre es fácil acceder a la dimensión a la que habitan, mucho más elevada que la nuestra, pues para ello, mucha gente se prepara por años, e inclusive por vidas, para poder solo tener unos minutos tal vez de conexión con estos Seres.

Los Ángeles te hablan: Escúchalos fue creado desde el amor, fue concebido en el amor hacia el prójimo pues como explico en la introducción del mismo, fue canalizado, fueron palabras que luego de tantos años de espera, llegaron a mi, que confié en Ellos aún cuando no podía verlos o escucharlos, y ese fue mi premio, poder escucharlos.

Con él, tendrás magia pero también realidad, tendrás la verdadera y tangible posibilidad como nunca antes se te pudo presentar de esta manera de un contacto verdadero con los Ángeles, y otros Seres de Luz que están presentes aquí.

Es una nueva edición, totalmente renovada, para regalarte y regalar, pues es una edición de lujo.

pídelo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s